A pesar de la incertidumbre en la comunidad, puede intentar fomentar un entorno que incluya rutinas y que sea tan común como sea posible. A continuación se presentan algunos consejos para controlar el mayor tiempo de los niños en el hogar.

1. Organice una valoración completa de la situación.

Valide las experiencias suyas y de sus hijos. La validación reconoce cómo se siente una persona sin estar de acuerdo o en desacuerdo. Muestra a niños y adultos que son escuchados y les ayuda a manejar sus emociones.

Reconozca y dejele saber a sus hijos que puede ser frustrante, decepcionante y triste que las actividades se hayan cancelado o pospuesto. También puede ser preocupante y estresante porque ninguno de nosotros está seguro de cuándo regresaremos a las rutinas más típicas. Hágales saber a sus hijos que está bien tener estos sentimientos y que la familia hará todo lo posible para aprovechar al máximo estos cambios. Usar «y» en lugar de «pero» acepta ambos pensamientos.

Al igual que sus hijos, también los padres merecen una validación. Es probable que estos cambios hayan trastornado su mundo sin tiempo suficiente para prepararse. Puede sentirse exasperado y preocupado incluso cuando intenta aprovechar al máximo estas experiencias.

2. Planifique su horario, como si estuvieran en la escuela, y hágalo divertido

Aunque la incertidumbre está por todas partes, las escuelas volverán a abrirse en algún momento, quizás en algunas comunidades antes que en otras. Seguir una rutina similar a la que se practica durante los días escolares típicos ayudará a que cualquier regreso a la escuela sea más fácil, así como a dar forma a cada día.

Trate de mantener las rutinas de la mañana y la hora de acostarse de sus hijos igual que si se estuvieran preparando para la escuela. Mantener los horarios de comidas iguales también puede ayudar. Cree un horario diario estructurado para sus hijos. Puede fomentar un sentido de colaboración y control para ellos. Por ejemplo, tenga una lista de actividades y deje que los niños elijan cuándo sucederán.

A los niños les gustan las actividades y, según su edad, tienen sus favoritos, como coreografías, dibujos y otras creaciones artísticas, competiciones deportivas (como, ¿quién hace más sentadillas?), o a probar su talento teatral.

Si hay más de un adulto en casa, intente coordinar sus horarios lo mejor que pueda para trabajar en equipo supervisando los programas de sus hijos cuando sea necesario.

3. Planifique el tiempo de pantalla

Fomente la comunicación con otros niños, por ejemplo, compañeros de clase de su escuela. Puede planificar juegos virtuales para sus hijos con sus amigos, y por FaceTime llama a miembros de la familia durante el horario después de la escuela. Las plataformas como Zoom y Hangouts de Google permiten a los niños tener reuniones grupales virtuales, por lo que todavía hay formas de mantenerse conectado con los demás mientras se evita la soledad.

También debe planificar el tiempo para conectarse con otros padres en línea o por teléfono. Comparta y aprenda con ellos qué actividades han mantenido a los niños interesados, o simplemente para hablar con ellos. ¡Los padres tienen tantas experiencias que vale la pena compartir! ¡Verá que pasar más tiempo con sus hijos es mucho mejor de lo que podría haber imaginado! Recuerda que no estás solo; Estamos juntos en esto, y estamos haciendo nuestra parte como comunidad para apoyarnos mutuamente y mantenernos lo más saludables posible.

Si necesitas ayuda puedes contactarnos drgala@dragalacoaching.com 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te podría interesar...

Follow Me!